Alma de tatuados

Tengo un amigo tatuador que tiene la extravagante teoría de que, aunque no se nos ocurra hacernos jamás en la vida un tatuaje, todos tenemos alma de tatuados. Piensa que puede que sea por el entorno, lo que nos frena o dificulta el que nos lancemos a hacernos algo que nos guste o que nos fascine. Ese dibujo bonito, ese retrato de tu amado o amada, esa frase que te se te coló en lo más profundo de la mente y te llegó al corazón…

Piensa que esos, de los que hablaba antes, son uno de los dos tipos “en blanco” (así se refiere a los no-tatuados), y que el otro tipo es el que teme a las agujas, a la tinta, a la vergüenza de que alguien le señale o que si termina en la cárcel, sea una seña identitaria que no quiere tener en su pellejo.

¿Sabes?… creo que lleva razón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Publicado en Portadas Frikis y Divertidas y etiquetado , , , .